Salten al río. Los hipopótamos odian el agua.