Rayando en la nieve.

Ella dice, me gustaría saber sobre ese sueño. 









un sueño veintiséis horas después en manos de un escritor n2 puede correr el riesgo de perderse en detalles, había un cine y una estrategia,
Había una chica que escuchaba Post Girl de Tosca, un murmullo suave, que sube por los poros, yo intentaba besarte detrás de un biombo rojo, como robado del Moulin Rouge. Vos me decías, "montaste toda esta escena solo para besarme?"
era un cine que solo pasaba Wong Kar Wai
Trate de explicarte eso.
y el final era un chat en dónde te contaba un sueño.









Escuchar Virus un sábado de otoño. Cargas la 38, abrís el Blenders y Sophie, la chica Sartre está despertando y me pregunta,
Señor N°2 ¿qué hay para hacer? 

Ganó River le digo. Ya hay un motivo para abrazarse de nuevo.
Saldremos a comprar tristeza.
Todo el tiempo quiero estar enamorado. Sin embargo no sé dónde estás.



Quiero morir luchando en el ring, y que suene Sweet Child O’ Mine de Guns N' Roses, quiero que todas las mujeres que amé y amaré se parezcan a Marisa Tomei. 







Ella le tiene un amor a mí pasado que me amarga la vida.
Mi viejo es tan perdedor, que cuando alguien dice que triunfa en Europa dice, no me voy a ir hasta allá a ver si es cierto.

Canciones para que no haya vida después.
Qué hermoso que es empezar mañana.
Me gustan los que van detrás de las camionetas, con el viento en la cara.
Solitario otra vez. Los bufalos sedientos.

Las cosas que no valen lo que cuestan.

Fernando Vidal, el asesino más certero del mundo.

Rayos laser, bolas de cristal, John Williams debe estar revolcándose en su tumba.







El mundo no es amable con las cosas pequeñas.
Rayando en la nieve.